Filamento solar

Esta imagen que veis en cabeza ha sido la Imagen Astronómica del Día (APOD), del día de hoy. Para quien no la conozca, la NASA selecciona cada día una imagen astronómica que merezca ser destacada, la cual puede haber sido hecha por satélites, telescopios profesionales o incluso aficionados. Lo único que importa es el motivo que se muestra.

En este caso resalto la imagen porque muestra una de los eventos comunes que se producen en el Sol pero que normalmente no son tan destacados. Me estoy refiriendo a los filamentos, siendo el que ha aparecido estos días increíblemente largo.

Seguir leyendo “Filamento solar”

El cielo bajo diferentes miradas

Cuando miramos hacia arriba en una noche oscura y sin luces, podemos contemplar cómo, además de las habituales estrellas y algún que otro planeta, existe una banda que cruza el cielo. Esta banda no es más que la Vía Láctea, la galaxia en la que nos encontramos, que la vemos como un continuo brillante debido a que no podemos resolver con nuestro ojo las innumerables estrellas que contiene.
 
Sin embargo esta visión que contemplamos es únicamente parcial. Nuestros ojos solamente pueden ver una franja muy pequeña de luz, la que va desde el color rojo al color azul. Todo lo que se encuentra más allá del rojo (infrarrojo, microondas, radio) y más allá del azul (ultravioleta, rayos X y rayos gamma) nos lo perdemos…
 
Afortunadamente hoy en día tenemos instrumentos que nos permiten observar el cielo en prácticamente todas las zonas del espectro electromagnético, viendo así procesos físicos totalmente diferentes.

Seguir leyendo “El cielo bajo diferentes miradas”

Jugando con antenas

Vla jodiefoster contact

Contemplando la imagen de la cabecera, puede que bastantes personas reconozcan la película: Contact, protagonizada por Jodie Foster en el año 1997. Una gran película de ciencia ficción basada en el libro con el mismo nombre de Arthur C. Clarke Carl Sagan. De esta imagen destacaremos dos cosas: primero las antenas, que a más de uno le sonará haberlas visto en más de una película o imágenes. Y la segunda a Jodie Foster… ¡aunque no su belleza! si no que nos fijaremos en lo que está haciendo: escuchar lo que capta una de las antenas.

Seguir leyendo “Jugando con antenas”

MAGIC, o astronomía de alta energía

En el anterior vídeo podéis ver un breve documental (de media hora) sobre qué es y en qué consiste el observatorio MAGIC, situado en las Islas Canarias.

Este observatorio, que cuenta con dos telescopios, observa algo muy diferente a lo que suele ver un telescopio normal, pues no busca la luz visible emitida por las estrellas u otros cuerpos, sino que observa la luz de alta energía que emiten éstos, es decir, los rayos gamma.
Para ello, hace uso de uno de los efectos que se producen en la atmósfera cuando incide esta luz, la radiación Cherenkov, de la que ya hemos hablado alguna vez.

Usando esto, nos permite observar los rayos gamma que han llegado hasta la atmósfera observando únicamente luz visible, la que ve nuestros ojos.

Pero para mayor información, ver el vídeo, donde está muy bien explicado por algunos miembros de la colaboración.

Isaac Asimov sobre la ciencia y la belleza

Algunas personas suelen comentar que la ciencia suele quitar el romanticismo de las cosas, debido a que elimina su misticismo. Sin embargo, tal y como narra en este vídeo Isaac Asimov, es más bien todo lo contrario: en lugar de quedarnos en lo superficial, como puede ser observar una noche estrellada, la ciencia permite ir más allá, y poder hablar de los innumerables planetas que orbitan en torno a estas estrellas, cómo nos sentiríamos en la superficie de Venus, Marte, o la Luna; cómo electrones pueden ser acelerados hasta alcanzar velocidades próximas a la de la luz en el entorno de pequeños cuerpos que tienen un tamaño no superior al de una montaña, pero con una masa igual a la del Sol. O de cómo el carbono o hierro del que estamos hechos se formó en el interior de una estrella. Entre otras cosas…

Visto gracias a Ese punto azul pálido.

Del principio al final, por un observador anónimo

Inmersos en una total oscuridad, alrededor nuestro únicamente vemos una espuma caótica que rápidamente va cambiando, como las olas de un mar embravecido. Realmente no sentimos ni calor ni frío, únicamente una absoluta soledad, únicamente acompañada de la incógnita de cómo hemos podido llegar hasta ahí, pues no recordamos nada de nuestro pasado.

Al cabo de un cierto tiempo una de las olas de dicha espuma emerge alrededor nuestro, elevándose y deteniéndose en el tiempo. Inicialmente no notamos nada nuevo, aunque pronto esto cambia de una forma drástica. De repente todo a nuestro alrededor parece uniformizarse y alejarse rápidamente, a una velocidad endiablada. Así, en un instante ese mar ha pasado a sentirse como una inmensa planicie, en donde no observamos la más mínima imperfección. Pero este fenómeno a traído consigo otra consecuencia: hemos empezado a notar calor; al principio bastante débil, pero la temperatura se ha ido incrementando rápidamente hasta hacerse insoportable, lo cual únicamente se hacía llevadero debido a que simultáneamente hemos dejado de estar solos. Han empezado a aparecer otras criaturas. Pero éstas eran demasiado pasajeras: se iban a la misma velocidad con la que habían venido. Aunque cada vez que se iban, aparecía un número mayor de visitantes, éstos distintos a los anteriores, en general más… livianos.

Seguir leyendo “Del principio al final, por un observador anónimo”