Las tres salidas de la investigación en España: por tierra, mar y aire

Los franceses ganaron el Nobel de Química en 2005, pero Nadal les arrebató el Rolland Garros de aquel año. Los franceses ganaron el Nobel de Física en 2007, pero Contador se llevó el Tour. Los franceses ganaron el Nobel de Medicina en 2008, pero la Eurocopa fue nuestra. Volvieron a ganar el Nobel de Medicina en 2011, pero el Barça conquistó la Champions.

Extraído de este post
Así es, es la diferencia entre España y los países desarrollados.
Haciendo un recuento rápido en número de premios Nobel científicos, podemos encontrar a Australia (10), Austria (10), Bélgica (4), Hungría (9) u Holanda (16). Todos ellos muy por encima de España, donde únicamente contamos con Ramón y Cajal, como primer y último Nobel científico español, hace más de 100 años ya.

Por supuesto, nosotros hemos contado con un periodo de unos 50 años en el que toda la ciencia tuvo que exiliarse, y la investigación en España ha crecido enormemente en las últimas décadas, pudiéndonos codear con el resto de países y presentando una importante relevancia a nivel internacional.

Lo que no ha crecido en proporción en estos últimos 30 años, siguiendo estando en el limbo entre los países subdesarrollados y los países desarrollados, son las condiciones de la investigación.
Todavía hoy lo más probable para un investigador es que llegue a los 40 sin tener un contrato fijo, únicamente contratos temporales de 2-4 años, con lo que ello implica. Si te quedas aquí no recibirás mucho más que eso por haber tenido un buen expediente, ser doctor y tener una amplia carrera investigadora.
Es quizá por eso que en la etapa más productiva de un investigador, justo después de acabar su tesis, la mayor parte de ellos se vayan fuera, a otro país. Aquí no encuentran mucho para quedarse. Aquí solo estamos para formarlos. Para cuando son capaces de devolver todo lo invertido en ellos, ya están el resto de países.

Por ello hay la huída en masa al extranjero que hay, y los españoles en primera fila de la investigación suelen estar en alguna institución de otro país. Varios en posiciones punteras, como Ignacio Cirac, director del Instituto Max Planck de Alemania y varios años rumoreado candidato al Nobel. Que no pase como con Ramón y Cajal, y directamente compute a la cuenta de otro país.

Mientras tanto para los que se quedan, pobrecitos, les toca cosas como las que se ven en este recorte (solo es uno más entre los que salen de vez en cuando). Diferentes científicos, y en este caso no hablamos de “nivel normal”, sino los que han hecho varias contribuciones más que relevantes a la investigación, todos ellos en la primera línea. Todos ellos sin nada estable y que se pueden ver en la calle a pesar de sus logros.

Otros casos sonados son los de Barbacid, una de las figuras más importantes internacionales en la oncología y que lamentó y mucho su regreso de EEUU a su país de origen. No se esperaba toparse con un ministerio como con el que se topó (leer aquíaquí sobre las disputas con Garmendia en 2011, la ministra. Después de terminar saliendo hasta en NatureScience, acabó con la dimisión de Barbacid de la dirección del CNIO), o los Ramón y Cajal de Canarias de hace un año. O la del biólogo José Ramón Vidal, de cómo te pueden hundir después de lograr varios proyectos para la universidad.

Pero también hay para los que se encuentran en plena realización de su tesis, y si no que se lo digan a los doctorandos del Instituto Príncipe Felipe de Valencia (ver el caso o leer el final de una doctoranda), aunque no es el único caso. Ahí es todavía peor: después de dos años (suelen ser 4 años en total) te puedes ver con una patada en la calle sin opción a poder continuarla. Con la única opción de huir a otro país para empezar de cero, con 2 años perdidos, en otra tesis diferente. Aunque entre concienciarte de que te dejan en la calle, ver que es imposible continuarla aquí, y encontrar una plaza en el extranjero, igual te pasas un año sin trabajo y sin cobrar.

Y es que el mayor problema es que la investigación en este país es uno de los pocos temas en los que ambos partidos políticos están completamente de acuerdo: no hace falta interesarse por ella.
Solo así se explica que a lo largo de estos últimos 30 años la política haya sido la misma:

  • hasta 2005: Presupuesto constante en I+D.
    Sumando la inversión del Gobierno más la inversión de empresas privadas, sumaban menos que la inversión en I+D de Ford Motor (sí, el de los coches).
  • 2008: aumento de un 10%.
  • 2010: recorte del 15%.
  • 2011: recorte del 8%.
  • 2012: recorte del 6%.

Así, ahora mismo contamos con los mismos presupuestos que en 2005, hace 7 años. Inversión de un 1.3% del PIB. Mientras, en Europa, la media es el 2%, con intenciones de subir al 3%. Y en los países del norte, ligeramente inferior al 4%.

Mientras tanto, durante este tiempo perdimos varios proyectos importantes, entre los que podemos destacar básicamente dos:

  • Perdimos la opción de que el ITER se construyera en España (año 2003, PP), una vez más, en favor de Francia. Es el tercer proyecto más caro en la historia de la Humanidad, solo por detrás de la Estación Espacial Internacional y del Proyecto Manhattan y en el participa medio mundo. En torno a 1.000 puestos de trabajo directos al inicio de la construcción, y 3.000-4.000 solo en la región. Todo por el fin de obtener una fuente de energía mucho más productiva que la fisión nuclear y la única completamente limpia. Un proyecto para unos 30 años, en el que todavía se resisten los problemas ingenieriles.
  • Perdimos también el E-ELT (año 2010, PSOE). El mayor telescopio (40 m de diámetro) que se va a construir en los próximos 10 años. De nuevo, la incompetencia e inmovilidad del gobierno canario y del central en un tema que no les interesaba frente a un gobierno chileno que hizo todo lo que pudo por conseguirlo, hizo que se fuera al lugar que, a priori, parecía menos probable. Unos 20.000 puestos de trabajo.

Una gran medalla a cada uno.

Por contra, podríamos presumir de tener empresas fuertes en el ámbito tecnológico que hicieran una inversión fuerte en desarrollo, como Telefónica… ah no. Ésta (y otras) hacen gala también de ese pensamiento tan español: “espera a que lo hagan otros”. Y es que podríamos compararla con otra compañía de telecomunicaciones, como Bell. Solo que ésta siguió el camino contrario: invertir un gran porcentaje de su capital en unos buenos laboratorios para desarrollar con los años todas las comunicaciones que utilicen.
¿Los frutos?. Gracias a ella se inventó el transistor, elemento que hoy es utilizado en absolutamente todos los componentes electrónicos existentes. También el láser, la fibra óptica, telefonía móvil… en total 11 de su plantilla tienen un premio Nobel. Actualmente la mayor parte sigue englobada en la telefonía AT&T.

En ese tiempo Telefónica se ha ido haciendo con varias patentes de lo que otros comenzaban a instalar en sus redes. Quizá por eso somos de los últimos en tener unas comunicaciones actuales, pagamos el ADSL o teléfono a precio de oro, muy superior a lo que pagan otros países con suelos que duplican o triplican os nuestros, como Alemania o Francia. Solo quizá.

Será por algo que a este ritmo vamos a tener más publicaciones en Nature por críticas o denuncias a la situación en la investigación que por investigaciones propiamente dichas.

Después ves normal que cuando te pregunta alguien que está haciendo la carrera por su futuro, solo sepas responderle que o está loco, o se vaya a una empresa…

Pero… Siempre nos quedará Alemania Pepe!

NOTA: Para los datos económicos de los recortes, están extraídos de una búsqueda por los diferentes periódicos a lo largo de estos años de recortes en investigación. También de este informe de 2010.

3 comentarios en “Las tres salidas de la investigación en España: por tierra, mar y aire

  1. Estoy absolutamente de acuerdo con tus comentarios de como se le trata a la ciencia en este pais, y lo peor no es eso no, sino que los medios de comunicacion españoles claro, pone a la investigacion española como puntera a nivel mundial.
    Es simple manipulacion de la informacion, lo logico seria compararse con paises de nuestro entorno, pero si lo que se hace es sesgar la informacion, asi nos creemos que vivimos en pais de yupi.
    Siempre pense que cuando se da propaganda sobre algo en television de lo bueno que somos en esto o lo otro, sospecho que es precisamente lo contrario.

  2. No puedo dejar un comentario, pues me quedo llorando. Yo soy mayor, de los tiempos del ‘Libro azul’ sobre la Universidad, que iba a arreglarla ya definitivamente. No se arregló, claro, ¿pero de qué hubiese servido, si lo principal a arreglar es lo de después de la Universidad, es la mentalidad, esa mentalidad ‘transpirinaica’ (de Pirineos), que no podemos o no queremos cambiar, y que nos mantiene aún fuera de Europa, y nos lleva a situaciones tan espeluznantes como la actual.

  3. Dejen los toros y la pintura, por ahí dicen que España es conocida por eso, mientras que siga la fiesta futbolera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s