Isaac Asimov sobre la ciencia y la belleza

Algunas personas suelen comentar que la ciencia suele quitar el romanticismo de las cosas, debido a que elimina su misticismo. Sin embargo, tal y como narra en este vídeo Isaac Asimov, es más bien todo lo contrario: en lugar de quedarnos en lo superficial, como puede ser observar una noche estrellada, la ciencia permite ir más allá, y poder hablar de los innumerables planetas que orbitan en torno a estas estrellas, cómo nos sentiríamos en la superficie de Venus, Marte, o la Luna; cómo electrones pueden ser acelerados hasta alcanzar velocidades próximas a la de la luz en el entorno de pequeños cuerpos que tienen un tamaño no superior al de una montaña, pero con una masa igual a la del Sol. O de cómo el carbono o hierro del que estamos hechos se formó en el interior de una estrella. Entre otras cosas…

Visto gracias a Ese punto azul pálido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s