Viendo luz más allá del rojo o del azul

Cebrabo9
Imagen de Cibermitaños (cebras vistas en infrarrojo).

Desde el siglo pasado se conoce que la luz no se limita únicamente al rango que ven nuestros ojos (que llamaremos visible), sino que hay luz más allá del rojo o del azul, los dos extremos de los colores que detectan nuestros ojos, y que se pueden contemplar en los arco iris, por ejemplo.

Así, más allá del rojo nos encontramos con el infrarrojo, como su propio nombre indica (y que se suele dividir en dos “colores”: infrarrojo cercano y lejano, según si es la región más cercana al rojo o la más lejana). Y si seguimos un poco más, llagamos a la región de microondas, a la que siguen, hasta perderse, la de radio (u ondas de radio).

Mientras que por el otro extremo, más allá del azul tenemos el ultravioleta, al que siguen los rayos X, y más allá todavía, los rayos gamma.
Aunque queda claro que estos límites realmente no existen, sino que han sido definidos arbitrariamente (por conveniencia de las aplicaciones o usos que hacemos de esta luz), ya que no hay nada que distinga dónde acaba uno y empieza otro (es todo un continuo, al que llamamos como espectro electromagnético), de igual modo que ni en la región visible podemos establecer dónde acaba un color y comienza el siguiente.

Pero… ¿qué diferencia a las distintas regiones? y ¿todas las criaturas de la Tierra ven la región “visible” únicamente?.

A la primera pregunta, la respuesta es ni más ni menos que su energía (lo que se traduce en que las ondas de luz tienen una longitud de onda mayor o menor también). Así, comenzando por en medio, por la luz visible, ésta tiene una longitud de onda del orden de los 500 nanómetros (5 diezmillonésimas partes del metro), mientras que si nos vamos a la parte más energética, tenemos los ultravioleta (de 2 a 5 veces más energéticos, con longitudes de onda de hasta 10 nanómetros), más allá los rayos X (con más de 1000 veces la energía de la luz visible y longitudes del orden del angstrom) y hasta llegar a los rayos gamma, con energías mayores a 1 millón de veces la de la luz visible.

Y por el otro extremo, en las regiones que presentan una energía menor, tenemos los infrarrojos (con energías 100 veces menores, y longitudes de onda de micras), las microondas (energías un millón de veces menores a la de la luz visible, y longitudes por tanto de milímetros o centímetros) y las ondas de radio (con longitudes del orden del metro y más largas, y energías mucho más pequeñas todavía).

Precisamente estos valores de las longitudes de onda son las que hicieron que tradicionalmente se clasificasen como ondas las menos energéticas y como rayos las más, pues al tener longitudes más grandes, la luz se observa como si fuera una onda (como las del agua) mientras que si la longitud es muy pequeña, parece más como si fuera una partícula (rayo).

Y ahora a la otra pregunta, ¿hay animales que ven en otras regiones del espectro de luz?. Pues evolutivamente, nosotros vemos la región que vemos (realmente solo detectamos tres colores: rojo, verde, azul, y el resto es una combinación de éstos) porque es la región en la que el Sol emite más energía, y por tanto donde más luz hay.
Pero para otros animales, quizá hay una ventaja en observar en otras regiones. En concreto, la pregunta más útil que podemos hacernos es… ¿quién o qué emite en infrarrojo? Ya que si no hay nada que se “vea” en el infrarrojo y todo está a oscuras, no serviría de mucho. Y resulta que precisamente cualquier cuerpo que se encuentre a una temperatura de unas decenas de grados centígrados, como la mayoría de seres vivos, emite bastante en esta región del espectro (somos lo que se diría “linternas infrarrojas”). Por ello, esta banda es ampliamente utilizada en sensores de visión nocturna, donde resulta muy fácil distinguir dónde hay una persona. O para animales de hábitos nocturnos o que han desarrollado esta característica de caza, como son varias especies de serpientes, como las cascabel, lo.

Y en el otro lado, en el ultravioleta, nos encontramos con una amplia variedad de animales que consiguen verlos, como las mariposas, abejas, varias clases de pájaros, reptiles o insectos.
Esto se debe a que un gran número de flores tienen ciertos pigmentos en sus flores que brillan en luz ultravioleta, así como algunas plumas de aves, por lo que su visión les permite una visión mucho más útil para detectarlas que si solo viesen los colores que ve nuestro ojo. A su vez, también suelen servir como mapas de vuelo, ya que la atmósfera también presenta cierta emisión ultravioleta, y ésta sigue las direcciones de los rayos de luz, por lo que permiten identificar direcciones (norte-sur, este-oeste,…) fácilmente.
Y curiosamente, para aves como las águilas (y similares, gavilanes, lacones, etc) es una gran ayuda para detectar los roedores que pasarán a estar en su interior, ya que sus capturas no se deben únicamente a que consiguen ver a sus presas desde el aire, sino que tienen una gran ayuda al ver luz ultravioleta, ya que la orina que los roedores dejan por los alrededores de donde duermen brilla intensamente aquí durante varios días, por lo que desde el aire resulta bastante sencillo dónde se encuentran éstos. Así ya solo les queda esperar el momento adecuado para atacar.

Sin olvidarnos de su utilidad criminal para detectar con facilidad rastros de sangre/semen en el suelo…

Más allá de estas regiones, la luz existente es muy débil o prácticamente inexistente (ya que el Sol emite menos en esas longitudes, y el resto de animales u otras cosas tampoco), razón por la cual no son utilizadas tan comúnmente.

2 comentarios en “Viendo luz más allá del rojo o del azul

  1. Hi, i think that i saw you visited my blog thus i came to “return the favor”.I’m attempting to find things to enhance my website!I suppose its ok to use some of your ideas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s