Formación de agujeros negros supermasivos

choque-galaxias.png

Sobre los agujeros negros se ha escrito mucho, desde los que nada más oír su nombre ya gritan “ohhh el apocalipsis!!!” (siempre hay gente con humor) hasta explicaciones más realistas, donde al fin y al cabo se ve que en muchos aspectos son bastante más simples que una estrella.

Para los agujeros negros de tamaño normal (con masas del orden de la masa solar o unas 10 veces ésta) se conoce bastante bien cómo se forman: cuando una estrella con una gran masa llega al final de su vida, el núcleo colapsa y todas las capas superiores empiezan a caer hacia éste, produciéndose una supernova.
Si lo que queda tiene aún una masa mayor de unas 8 masas solares (8 veces la masa del Sol), siendo éste un límite no muy fijado todavía, entonces dicha materia no es capaz de soportar su propio peso y se forma nuestro querido agujero negro.

Sin embargo, fuera aparte de estos agujeros negros “típicos”, cuya imagen es la que aproximadamente se tenía en la cabeza desde hace unos 100 años, las observaciones de las últimas décadas nos llevaron a descubrir agujeros negros mucho mayores, enormes, con masas no 1 ni 10 veces la del Sol, sino 106 (un millón) ó 109 (mil millones) veces la del Sol.
Estos son los que se conocen como agujeros negros supermasivos, y los podemos encontrar en el centro de prácticamente todas las galaxias.

¿Cómo se forman estos AN supermasivos?

El problema con éstos es cómo se han podido formar. El modelo anteriormente explicado no es válido puesto que no existen estrellas con masas tan grandes (el límite teórico para una estrella es de unas 150-200 veces la masa del Sol. Una masa mayor que eso no permite que se forme una estrella).

Otra posibilidad barajada era que inicialmente fueran AN típicos, con masas “normales”, y que con el paso del tiempo, al estar localizados en regiones con una alta concentración de estrellas y gas, hubieran ido atrapando suficiente gas como para haber crecido tanto.
Para empezar esto ya entrañaba varias preguntas sin resolver, puesto que absorber tal cantidad de materia no es algo como ir a comprar pan todos los días, aunque sobretodo chocaba con las observaciones de las primeras galaxias que se han formado en el Universo primitivo, las cuales ya contienen AN supermasivos pero obviamente no les habría dado tiempo a crecer desde un AN típico.

Sin embargo, trabajos recientes como el de Lucio Mayar del Institute for Theoretical Phyics in Switzerland publicado este mes en Nature indican que una respuesta más acertada a esto es considerar los choques entre dos galaxias, algo bastante frecuente en el Universo primitivo, en donde a través de simulaciones se observa que en la región nuclear de la galaxia se condensa una gran nube de materia, la cual tiene suficiente masa como para dar origen a un AN supermasivo.

Más información

  • Resumen del artículo en Wired (en inglés).
  • 2 comentarios en “Formación de agujeros negros supermasivos

    1. My name in Twitter is benitoblackhawk. You’ll find me quickly now (or click in the twitter section on the right of this page).

      El 15/09/2010, a las 09:54,

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s