Tumbas de grandes físicos

Boltzmann-epitafio.jpeg
A raíz de un enlace que me enseñaron hace unos días, comento aquí algo que nos dejaron grandes físicos del pasado: sus epitafios, que en muchos casos muestran lo que fue o hizo su dueño en vida.

Ludwig Boltzmann

Este austríaco al que debemos numerosas contribuciones a la física estadística y termodinámica, nos recuerda en su tumba una de las ecuaciones más importantes que descubrió:

latex-image-1.jpg

donde S es la entropía de un sistema dado, k es la constante de Boltzmann y W es el número de posibles estados por los que puede atravesar el sistema dado.

Boltzmann fue el primero en ver la relación que existía entre el “orden” o “grados de libertad” de un sistema con la entropía que tenía dicho sistema, lo cual se traduce en que un sistema que puede encontrarse en un mayor número de estados, necesariamente tiene que tener una mayor entropía, y ambas magnitudes están relacionadas por la constante que lleva el nombre de su descubridor.

Isaac Newton

epitaph newton.JPG.jpeg

Uno de los más grandes físicos que hemos tenido a lo largo de la historia también era uno de los más arrogantes y menos humildes que había, lo cual no se desvaneció a la hora de diseñar su epitafio, el cual reza aproximadamente como

Aquí descansa
Sir ISAAC NEWTON, Caballero
que con fuerza mental casi divina
demostró el primero,
con su resplandeciente matemática,
los movimientos y figuras de los planetas,
los senderos de los cometas y el flujo y reflujo del Océano.
Investigó cuidadosamente
las diferentes refrangibilidades de los rayos de luz
y las propiedades de los colores originados por aquellos.
Intérprete, laborioso, sagaz y fiel
de la Naturaleza, Antigüedad, y de la Santa Escritura
defendió en su Filosofía la Majestad del Todopoderoso
y manifestó en su conducta la sencillez del Evangelio.
Dad las gracias, mortales,
al que ha existido así, y tan grandemente como adorno de la raza humana.
Nació el 25 de diciembre de 1642; falleció el 20 de marzo de 1727.

Paul Dirac

epitaph dirac.JPG.jpeg
Pasando a un físico más actual, del siglo XX y uno de los que contribuyó de forma notable al desarrollo de la mecánica cuántica, tiene un epitafio mucho más simple, aunque donde deja bien claro su condición de físico y una de las ecuaciones más importantes de la mecánica cuántica, descubierta por él.

Esta es la expresión relativista de la ecuación de Schrödinger para una partícula cuántica, expresión que después se observó solo era válida para partículas de spin semientero, como el electrón (s = 1/2).

Galileo Galilei

epitaph galileo.jpeg

Durante su condena por la Iglesia por defender el heliocentrismo (que el Sol está en el centro del Universo en lugar de la Tierra) con sus observaciones con el telescopio, a Galileo se atribuye la famosa cita “Eppur si muove” (y sin embargo se mueve) como alusión a que a pesar de lo que dijera la Inquisición, la Tierra se movía en torno al Sol y no estaba “fija”.

Y esta es la frase que reza en su tumba, donde además podemos ver una representación del modelo heliocéntrico con el Sol en el centro y todos los planetas orbitando en torno a él.

Diofanto

Uno de los mayores algebristas griegos (nacido en torno a los años 200 – 214), el autor de Arithmetica y el que se considera como el padre del álgebra, no perdió su humor al diseñar su epitafio, de donde se obtiene uno de los pocos datos que se tiene de su vida: su edad. En él, podemos leer (traducción no rigurosa):

Transeúnte, aquí yacen los restos de Diofanto. Los números pueden mostrar, ¡oh maravilla! la duración de su vida, cuya sexta parte fuera niño. Añadiendo un doceavo, las mejillas tuvieron la primera barba.Le encendió el fuego nupcial después de un séptimo,y en el quinto año después de la boda le concedió un hijo. Pero ¡ay!, niño tardío y desgraciado, en la mitad de la medida de la vida de su padre, lo arrebató la helada tumba. Después de consolar su pena en cuatro años con esta ciencia del cálculo, llegó al término de su vida.

De donde podemos deducir que

7d1610f55c2dad7134e1b3459989d9f8.png

y por tanto, vivió hasta los 84 años.

Visto inicialmente en Soplando al Cierzo, donde tenéis alguna tumba más.

Un comentario en “Tumbas de grandes físicos

  1. Es bastante inspirativo, imagino a todos estos científicos, qué tan orgullosos y satisfechos se sentirían si pudieran ver esto y si supieran que sus ideas, casi arraigadas, nos han llevado hacia el progreso.
    Muy buen post.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s