Chapuzas astronaúticas II

Hoy completo con algunos hitos más en las andanzas de los ingenieros aerospaciales demostrando cómo se las gastan….

Mariner 1, la primera misión de la NASA a Venus

mariner1.jpg

En 1962 la NASA lanzó su primera misión con destino a Venus: la Mariner 1. Como todas las naves, son lanzadas dentro de un cohete que las coloca en el espacio, en este caso el responsable iba a ser un cohete Atlas.
Sin embargo, a los 4 minutos y 53 segundos de despegar, éste comenzó a inclinarse más de lo debido… total, que hubo que mandar una orden de autodestrucción unos segundos antes de cuando iba a soltar la sonda.
El error: informático. A alguien se le olvidó poner una coma en el código de navegación del cohete… obligando a destruir toda la misión.
Así inauguró la NASA los viajes a Venus…

Voskhod 2, una larga odisea…

En 1965 los cosmonautas rusos Beliáiev y Leonov, a bordo de la nave Voskhod 2, iban a dar el primer paseo espacial. Leonov salió al espacio, y tras unos 10 minutos de paseo, regresó a la nave, pero… no cabía por la puerta!!.
Debido al vacío del espacio, su traje se había hinchado lo suficiente como para no permitirle entrar. Al final pudo solventarlo vaciando parte del aire del traje, aunque esto solo fue el comienzo de lo que les esperaba…

Una vez dentro, se dio cuenta de que la escotilla no se cerraba, lo que casi provoca un incendio debido a que el sistema de la nave comenzó a llenar la cámara de oxígeno puro…

Una vez solucionado todos los problemas (anteriores), pudieron regresar a la Tierra, momento en el cual fallaron los retrocohetes, además de un sensor de orientación, con lo que tuvieron que aterrizar manualmente después de dar una órbita de más…
Por si todavía no habían experimentado suficiente, el módulo de servicio de la nave no se consiguió separar, lo que derivó en una reentrada en la atmósfera cuanto menos entretenida (todo el rato estuvieron dando vueltas sin control…)

Una vez llegaron a tierra, aterrizaron a varios kilómetros del lugar previsto, en un bosque helado y espeso de los Urales, donde tuvieron que pasar la noche sobre un árbol, rodeados de lobos…
Al día siguiente les rescataron.
Sé de dos que no quieren volver a las “alturas”…

Gemini y el primer baile espacial

En 1966, la nave Gemini intentó acoplarse a la última fase del cohete Agena, que se encontraba en órbita (eran ensayos para preparar futuros viajes a la Luna). Durante el acoplamiento, un motor de la Gemini se quedó bloqueado (y encendido), lo que derivó en un baile entre las dos naves que comenzaron a dar vueltas sin parar.
Para solucionarlo, Neil Armstrong (que estaba en la nave, y sí, el primer hombre en la Luna) desacopló las dos naves, pensando que el problema estaría en la otra nave (siempre hay que echar la culpa al otro…). Pero esto fue lo peor que pudo hacer. Al reducir el momento angular de la nave (ya que pasó de ser Gemini+Agena a solo Gemini), el giro de la nave aumentó…
mucho.
Finalmente pudieron pararse con los motores secundarios, lo que les llevó un 75% de todo el combustible, obligándoles a hacer un aterrizaje de emergencia en el Pacífico…

Cosmos y la relatividad del tiempo

El 10 de mayo de 1971, un día después de que una nave de la NASA, la Mariner 8, acabara en el océano, los rusos mandaban otra nave a Marte, la Cosmos 419.
Sin embargo tuvieron el mismo éxito que sus enemigos. La última fase del cohete que la lanzaba al espacio no se encendió…
Otro error de programación: en vez de poner que se encendiera 1.5 horas después del lanzamiento… se equivocaron de unidades cambiaron horas por años.
La nave no les esperó tanto tiempo…

La Soyuz y los lagos siberianos

Soyuz.jpg

En 1976, otra misión rusa tuvo ciertos problemas para aterrizar. Lo hicieron de noche en un lago siberiano… con una tormenta de nieve, a unos 20 grados bajo cero. Además, el paracaídas, como estaba mojado, hizo que la nave se hundiera en el lago.
Finalmente, y tras muchos intentos, un helicóptero les consiguió sacar, arrastrándolos durante bastantes kilómetros por todo el hielo (imaginaos las dimensiones de un lago en siberia…).
Los cosmonautas estaban alucinados… de haber salido vivos.

Phobos y las horas libres…

En 1988, la sonda rusa Phobos estaba a medio camino de Marte, cuando un operador ruso se preparaba para mandar nuevas instrucciones a la nave.
Normalmente, había un ordenador central que comprobaba los comandos antes de mandarlos (porque ya hemos visto lo que puede pasar si solo te fías de los que lo escriben…), pero esa noche no funcionaba. Sin embargo, para eso tenían un controlador de reserva, que examinaba los comandos… el cual no estaba donde debería estar, en su sitio… (abría partido de fútbol…).
Así que el controlador (todo decidido eso sí) decidió mandar las instrucciones sin comprobación (para qué perder el tiempo…).
Y como mandan los cánones, había cambiado un menos por un más, lo que hizo que la nave dejara de seguir las estrellas de referencia, desviándose de su ruta, lo que derivó en un giro que hizo que los paneles no captasen luz, agotando las baterías y congelando la nave.

Minisat y los antiincendios

En 1997, el satélite Minisat, completamente español, fue lanzado al espacio desde nuestro territorio, para lo que se trajo un cohete Pegasus americano.
Para evitar el riesgo de un posible incendio de tal tanque de combustible, en la sala limpia donde se guardaba el satélite y el cohete se instaló un potente dispositivo antiincendios.
Y sí, resultó ser muy potente. De repente se activó dicho sistema, derramando bastantes toneladas de agua sobre el satélite en pocos segundos (eso sí era una sala limpia…).
A pesar de los restos de cal y agua, el satélite funcionó muy bien en el espacio, salvo algún que otro instrumento científico.
La causa: oficialmente, se debió a un fallo del sistema antiincendios. Extraoficialmente, durante la instalación del interruptor se colocó la posición de ON para OFF y viceversa…
Si es que esas palabritas inglesas…

La Phoenix y su pala

Hace unos días hablé del final de la Phoenix en Marte, andadura que no paso sin sus respectivos problemas.
La sonda llevaba una “pala” (un brazo con un recipiente) para coger la arena del suelo y meterla en varios contenedores que tenía el cuero de la nave para hacer experimentos.
El primer día que lo probaron ya se dieron cuenta de una cosa: la pala dejaba caer la tierra encima del contenedor, pero a éste no entraba nada.
Las partículas eran ligeramente mayores de lo esperado y además se solían apelotonar, con lo que no traspasaban la rejilla que había encima del contenedor.
Resultado: varias animaciones donde se veía que siempre se requieren soluciones “rudimentarias” hay en estas misiones: la sonda depositaba la tierra a un lado de los paneles solares, movía su brazo arriba y abajo para aplastar unas cuantas veces la tierra, y finalmente la dejaba caer sobre el contenedor.
Al menos así conseguían poder examinar la tierra.

Qué seria la carrera espacial sin estas graciosas anécdotas…
Noticia original de B. Luque y F. Ballesteros en la revista Astronomía feb. 05.

11 comentarios en “Chapuzas astronaúticas II

  1. Sí, pero las risas que nos podemos echar a costa de estos errores…
    siempre que no te toque a tí debajo de un satélite que haya caído donde no debía por un error de ellos claro😉

  2. Hoy he visto en el telediario que a una astronauta se le escapó la bolsa de herramientas en una misión, y tubo que terminar su cometido con las herramientas de su compañero. Al menos no le dio por lanzarse al espacio a buscarlas.
    La lista de chapuzas continúa.

  3. Umm de esas hay muchas…
    luego pasa lo que pasa y tienen que cambiar la órbita de la Estación Espacial porque tienen el peligro de chocar contra algo… un martillo que se les escapó hace unos meses xD

  4. Pues ha salido lo que valía esa bolsa de herramientas que perdió en el espacio: unos 100.000$. Se ve que no utilizan un simple destornillador y martillo… algo que tantos aparatos ha arreglado (sobre todo el martillo).

    Así que ya sabéis, el que se encuentre una bolsa de esas por el espacio, que lo revenda a buen precio.😉

  5. Por el tipo de aterrizaje que tienen las naves Soyuz, los soviéticos/rusos toman la precaución de que algo pueda salir mal y el lugar de aterrizaje sea a cientos de kilómetrso del lugar designado; mientras los cosmonautas esperan el rescate, llevan equipo de salvamento y primeros auxilios, alimento, agua, navaja, cuchillo, lámparas, radios, baterías, armas (por los animales de la estepa), etc. mucho equipo para un pequeño campamento. No están tan a la derivo como parecería. En el museo de Ciudad Estrella en Moscú está todo eso expuesto.😀

  6. No se habia mandado una sonda a marte hace unos años que se perdio el contacto porque era una mision conjunta entre europa y usa y unos programaron en millas y otros en kilometros o algo asi?

  7. Santi, sí fue la Mars Climate Orbiter, que comenté en la primera entrada de Chapuzas astronómicas, y bueno, al final no hizo falta ni la intervención de los europeos, ya que fueron entre dos equipos americanos: el de la NASA (JPL) que trabaja en el sistema internacional con kilómetros, y Lockheed Martin que construye parte de la nave y como buenos americanos, trabajan en millas.

    La verdad es que esa es de las más cantosas meteduras de pata…

  8. Armandino,

    hombre sí, no van totalmente desprotegidos, aunque pasarte toda la noche en un árbol con lobos debajo no deja de ser muy… tranquilizador (seguro que no tenían balas para todos vamos).

    La verdad es que no he visto qué equipo llevan los rusos, aunque no creo que pese todo ello más de unos 2-3 kg (por el tema del lanzamiento), con lo que sí estarán preparados (con todos los casos que se dan es normal que tengan previsto estas cosas por el bien de sus astronautas), pero tampoco creo que les permitan pasar una noche “a gusto”.

    Sobretodo recordando que vuelven del espacio, con lo que la movilidad en las piernas y demás partes del cuerpo están bastante reducidas por el poco uso que les han dado los días anteriores (así que no podrían salir corriendo si les persigue un lobo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s