Impactos de meteoros: Tunguska

Hoy comenzaré la primera de algunas entradas sobre diversos impactos que se han producido en la Tierra, con consecuencias más o menos relevantes.

Empecemos por un impacto reciente en términos de grandes choques contra la Tierra, del que este año se cumplen 100 años: el impacto de Tunguska.

tunguska.png

Situémonos en Tunguska, una región aislada por taiga en la siempre inaccesible Siberia.
Son cerca de las 7:15 de la mañana (hora local de allí) del día 30 de junio de 1908, cuando salimos de nuestra casa bien fresquitos (en sentido literal, porque probablemente encontremos varias decenas de grados bajo cero), cuando de repente vemos en el cielo una bola gigantesca de fuego, que estalla y nos despierta (o eso o nos duerme eternamente) con una explosión equivalente a unas 1000 bombas de Hiroshima.

tunguska_imacto.png

Por suerte, nosotros no estábamos ahí, ni casi nadie, ya que es una región bastante despoblada.
Sin embargo, la explosión si pudo notarse en muchos lugares. Arrasó una superficie de unos 2000 kilómetros cuadrados de bosque (como media Cantabria) en la que dejó a todos los árboles (unos 80 millones) tumbados en el suelo, como consecuencia de la onda expansiva, y con dirección opuesta a la de la explosión. Un paisaje francamente desolador.
Pero sus efectos llegaron también a Europa, donde, debido al polvo que depositó sobre la atmósfera, hasta los ingleses pudieron leer el periódico a media noche en plena calle, además de que en el viejo continente también sintieron parte del temblor debido a la explosión.

¿Qué ocurrió?

Tunguska_arboles.png

Hasta diecinueve años después no hubo ninguna misión en busca de la zona cero (recordemos que es Siberia, encontrar dónde se había producido era francamente difícil), y después de 19 años la zona seguía como se ve en la imagen de al lado.
En esta expedición, se encontraron con el paisaje desolador que hemos descrito antes, aunque al menos les sirvió de ayuda para encontrar el lugar de impacto, ya que el bosque seguía arrasado, así que los árboles apuntaban directamente a dicho punto… solo tuvieron que seguir la dirección en que estaban tumbados.
Sin embargo, al llegar al centro, se encontraron con que aquí los árboles seguían en pie, aunque totalmente arrasados: solo contaban con el tronco principal, como si fueran postes de teléfono.
Esto indicaba que el objeto había estallado en el aire, y por eso justo encima de la explosión no tumbó a los árboles, solo los arrancó las ramas. Además, que los troncos hubieran permanecido en pie indicaban que la explosión fue suficientemente rápida como para cortar las ramas antes de que éstas pasasen dicho impulso al tronco y partir éste también. Este efecto también se vio tristemente 37 años después… en Hiroshima.

Sin embargo, lo que más llamó la atención (como si lo anterior fuese algo que sucediese todos los días…) fue que no se encontró ningún resto del objeto. Cuando un meteorito cae en la Tierra, se desintegra casi totalmente, pero siempre queda algunos pequeños fragmentos en tierra…

Esto avivó las hipótesis de que más que un pequeño (el objeto tenía unos 37 metros de diámetro) asteroide, podría haber sido un pequeño cometa, ya que éste, al estar compuesto en una gran parte por hielo, se podría haber desintegrado totalmente.

Explicaciones actuales

Aún sigue sin saberse si fue un asteroide o un cometa ya que no se han encontrado restos.
Sin embargo, un equipo recientemente ha detectado que un lago cercano (lago Cheko) no existía en los mapas de antes del impacto, además de tener una forma propia de un cráter de impacto, y de tener en el fondo una roca que bien podría ser un resto del objeto.
Esto encajaría con un pequeño fragmento que hubiese sobrevivido a la explosión en la atmósfera y finalmente se hubiera estrellado en tierra creando un cráter que se inundó formando un lago (algo muy común en fenómenos de este tipo).
Así que por fin podría tenerse un resto que analizar. En un año lo sabremos…

Información sobre este estudio: aquí (inglés) o (en español) en Investigación y Ciencia de octubre.

  • Ciencia @ NASA.
  • El Singular.
  • Esencia 21.
  • Astronomía fácil con Hermes.
  • 6 comentarios en “Impactos de meteoros: Tunguska

    1. La primera? jajjajaja

      Esta mañana estábamos diciendo que bien podría ser de un entrenamiento de Goku (el de Dragon Ball)……😉

      Al menos es bastante “realista”, aunque como nunca hemos tenido la oportunidad de ver nada así……

    2. 2000 km media Cantabria?¿😄 Hombre una cosa es tener espiritu patriota y otra pasarse.. 2000 km a la redonda es mas bien un circulo que engulliria España, Inglaterra, la mitad de Polonia y casi toda Italia(y los paises que hay entre estos of course).
      No se si querrias decir 200Km(q ya se parece mas a cantabria) pero 2000km tambien podria ser porque aunque es media Europa es solo una peqeuña porcion de Rusia😛

      Saludos🙂

      PD: Las alabanzas no te las dejo aqui que queda mal😄

    3. jajajaja

      La cifra está bien, aunque no completa. Me refería a 2000 km cuadrados, o lo que es lo mismo, un círculo de unos 25 km de radio.
      Esto ya sí se aproxima a media Cantabria ya que tiene unos 5000 km2 de superficie.

      Si la onda expansiva hubiera arrasado árboles es un rádio de 2000 km, igual los londinenses en vez de ver el periódico tendrían que estar protegiéndose de una lluvia bastante… pesada (de rocas).😉

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s